POLITEIA
POLITEIA
 

 
POLITEIA
Curriculum vitae
Mis próximos eventos
Album de fotos
Oportunidades
Enlaces de interés
Geopolítica
Documentos
Espacio Greenpeace
Becas y concursos
Agenda Académica
Sociología Jurídica
Información para mis estudiantes
Las razones del señor Kim Jong-un

por Edgar G.Fernández Suárez

Entre los temas permanentes que animan la agenda internacional se encuentra la pirotecnia diplomática entre el régimen socialista de Corea del Norte y los Estados Unidos, cuya intensidad varía de mes a mes según sea el número y potencia de los misiles que el país asiático dispare, no sólo de manera intimidatoria para sus vecinos sino también para las otras potencias que de un modo u otro se involucran en el conficto: China yRusia.
La reciente prueba de un misil intercontinental (ICBM) realizada por el régimen de Corea del Norte sobre aguas territoriales del Japón, fue un importante avance en el programa armamentístico nuclear que incluyó, hasta el momento, ensayos nucleares y los lanzamientos de diversos misiles de medio y largo alcance. De este modo, el líder comunista Kim Jong-un ha logrado convencer a la comunidad internacional de la operabilidad de su nuevo motor de cohete que consolida la base científica y tecnológica de su país y pone en jaque a la seguridad internacional de la región del sudeste asiático y Japón.
Mientras Washington ha vuelto a calificar al régimen socialista en el “eje del mal”, como lo hiciera en 2002, el entonces presidente George W. Bush; y renueva sus advertencias de una respuesta militar al rearme norcoreano; para Pyongyang, la política del presidente Trump es una versión estadounidense del nazismo que pretende sofocar a otros países en beneficio propio, negándoles el derecho "a la independencia y el desarrollo".
Por su parte, el presidente Trump considera que Corea del Norte, con su programa nuclear y de misiles, está generando graves problemas a la estabilidad y seguridad regional. El colofón ha sido el exitoso lanzamiento del misil intercontinental capaz de ser equipado con una ojiva nuclear y alcanzar el territorio estadounidense de Alaska, o las ciudades de Los Ángeles y Chicago. En respuesta a esta amenaza, EEUU maximiza su presión sobre el régimen de Pyongyang, mediante el despliegue de fuerzas navales, terrestres y aéreas con bombarderos estratégicos B-1B, en ejercicios conjuntos con Japón y Corea del Sur.
Los misiles Hwasong-14 (KN-14) lanzados hacia el Mar de Japón por Corea del Norte a principios y finales de julio, son capaces de recorrer 930 kilómetros en 37 minutos, y alcanzar una altitud de 2.802 kilómetros, lo que representa una trayectoria estándar de un máximo de 6.700 kilómetros. Si bien los expertos en la materia reconocen el avance tecnológico logrado con este misil balístico norcoreano de largo alcance estiman que Pyongyang, por ahora, no es capaz de apuntar con exactitud a un blanco con un misil balístico portador de una ojiva nuclear miniaturizada y de protegerla cuando ésta reingrese en la atmósfera. No obstante, la sola posibilidad de que sus misiles puedan alcanzar el territorio estadounidense, surcoreano o japonés es suficiente para intranquilizar a sus respectivos gobiernos y mandos militares.
Cuando la Unión Soviética colapsó y China, tras la muerte de Mao Zedong, iniciaba su audaz viraje hacia el capitalismo de Estado, el entonces líder norcoreano Kim Il-sung proclamó su ideología de la autodependencia o "Juche", en idioma coreano, basados en tres principios: la independencia política, la autodependencia económica y autonomía militar. Desde entonces, el gobierno utilizó la Juche para justificar su aislamiento, el culto a la personalidad de sus líderes y la búsqueda de su autonomía militar. Ya en 1990, Corea del Norte comenzó a mostrar significativos avances del programa nuclear y activó todas las alarmas internacionales; fue entonces cuando decidió su retiro del Tratado de No Proliferación Nuclear.
Actualmente la grave situación de confrontación latente en la península coreana pareciera ser adjudicable a la irracionalidad propia de su líder, cuya peligrosidad pocos ponen en duda, pero resulta comprensible con su aspiración a obtener sus propias armas nucleares para proteger al régimen contra cualquier amenaza externa. Corea del Norte no tiene aliados confiables que garanticen su seguridad y se halla enfrentado con EE.UU., una superpotencia hostil que ha demostrado su proclividad a invadir a Estados soberanos para derrocar a los gobiernos que no son de su agrado.
Y sobran ejemplos. La experiencia de la invasión de Irak resulta ser una lección ejemplar. Si el dictador iraquí Sadam Hussein realmente hubiera tenido armas de destrucción masiva, es muy probable que hubiese sobrevivido hasta hoy. Algo parecido sucedió en Libia, con Muhamad Gadafi quien renunció al desarrollo de armas nucleares y buscó un acercamiento a los países europeos y al propio Estados Unidos. Finalmente su régimen sucumbió de la peor manera. Otro ejemplo reciente, es la pérdida de la integridad territorial de Ucrania pese a las garantías de estadounidenses y europeos que, finalmente, fueron defraudadas.
Para el gobierno norcoreano se trata pues, de una cuestión de mera supervivencia, ya que ninguna potencia mundial es creíble para conservar no sólo su seguridad, sino también para apoyar su pretensión de unificar la península y lograr así la victoria “final”. En este sentido, una amenaza nuclear creíble le daría a Kim Jing-un capacidad de presión sobre los Estados Unidos para que retire sus tropas de la península y forzar a Seúl a firmar un tratado de paz.
Por su parte, Estados Unidos cree que la mejor política es persuadir a Corea del Norte mediante la presión y el acoso, para que congele su desarrollo de armas nucleares y el arsenal atómico permanezca en un nivel aceptable. La otra opción que podría tener efecto sería una operación militar, pero el riesgo es muy alto pues no sólo provocaría una segunda guerra de Corea sino que la imagen de EEUU como aliado y protector confiable sufriría un daño irreversible.
Sin embargo, el capítulo de mayor dramatismo de esta larga novela de suspenso está aún por escribirse desde el momento en que los coreanos han probado con éxito componentes claves para el dearrollo de un nuevo tipo de misil balístico norcoreano lanzado desde submarinos (SLBM).
Podrá opinarse que Kim Jong-un es un líder altanero y de conductas temerarias, pero a poco que se las analice, se hallarán las lógicas razones que oculta su política perversa frente a una potencia que se ha atribuido el papel exclusivo de guardián internacional.

imagen
Estados Unidos y el cambio climático:
¿retirada estratégica o abandono?
por Edgar Gustavo Fernández Suárez
En su reciente gira internacional, el presidente Trump ya había exacerbado a los líderes europeos al exigirles un verdadero compromiso con la OTAN y con el cumplimiento de sus aportes financieros con la organización militar. Pero la mayor repercusión internacional vino como resultado de la decisión de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París sobre el calentamiento global; el acuerdo internacional propiciado por las Naciones Unidas que logró su ratificación por 195 países, con las únicas excepciones de Nicaragua y Siria.
Esta decisión profundiza fractura el distanciamiento con sus aliados europeos y abandona la lucha mundial contra el cambio climático pese a que EE.UU. es el segundo emisor mundial de gases de efecto invernadero. No fueron suficientes las presiones y advertencias de la comunidad científica, de las Naciones Unidas, de la Unión Europea, e inclusive de las principales compañías energéticas como Exxon, Chevron o General Electric, para rever la medida.
El antecedente del Acuerdo de París fue el llamado Protocolo de Kioto, el cual solo obligaba a los países más ricos a reducir emisiones pero terminó en un fracaso, precisamente por la negativa a ratificarlo de Estados Unidos durante la presidencia de otro republicano, George W. Bush. Catorce años después, se logró concretar este nuevo acuerdo que involucra a todos los países, sin distinciones, en la lucha contra el cambio climático.
El presidente Donald Trump, comprometido con una política inspirada en una combinación de patriotismo económico y xenofobia, y acosado por el escándalo de los extraños vínculos con Rusia durante la campaña electoral y la baja en los índices de popularidad, adoptó una medida que, pese a granjearse el rechazo de la opinión pública mundial y de los gobiernos, procura rescatar el apoyo de su electorado fiel, la población blanca empobrecida supuestamente a causa de la globalización, con la promesa de evitar la pérdida de 2,7 millones de puestos de trabajo hacia el año 2025.
Para Trump, el acuerdo es más económico que climático, injusto y peligroso para EEUU, un compromiso que impide la expansión de la industria nacional y que sólo ofrece ventajas competitivas a China, responsable de un tercio de la contaminación mundial y el doble de la estadounidense. Es un argumento no exento de alguna verdad ya que China puede subir sus emisiones tóxicas y la India puede doblar su producción de carbón.
El Acuerdo de París se propone evitar que hacia finales de siglo, la temperatura mundial supere en dos grados el nivel preindustrial de 1850 (ahora mismo ya ha aumentado 1,1º), y evitar así sus consecuencias más devastadoras en forma de virulentas tormentas tropicales, ciclones, inundaciones de países enteros en el Pacífico o sequías prolongadas en California, África o Medio Oriente.
Barack Obama comprometió a Estados Unidos a reducir las emisiones entre un 26% y 28% para 2025 respecto a los niveles de 2005, lo que significa en números absolutos unas 1.600 millones de toneladas de carbono anuales. Sin embargo, esta meta era un tanto engañosa porque la mayoría de los países industrializados, como los miembros de la Unión Europea, tomaban como referencia el año 1990, cuando las energías renovables aún no habían alcanzado la importancia actual.
El efecto que podría resultar de la retirada estadounidense sobre el calentamiento global sería un aumento de la temperatura del planeta de entre 0,1 y 0,3 grados centígrados antes de finalizar el siglo como consecuencia de una emisión anual cercana a los 3.000 millones de toneladas de dióxido de carbono.
Sin embargo, la administración republicana ya ha puesto un freno al Plan de Energía Limpia iniciado por Obama, mediante catorce órdenes ejecutivas, utilizando a la Agencia de Protección Ambiental, bastión del sector duro de su administración en la materia ambiental.
En principio, la decisión de Trump procura favorecer a la industria del petróleo y el carbón, pero paradójicamente los grandes consorcios que explotan los combustibles fósiles adhirieron al acuerdo global de París. Los colosos de la industria energética como ExxonMobil, Chevron, Shell Oil Company, ConocoPhillips e incluso General Electric (energía nuclear, solar y fósil), desde hace varios años, se sumaron al negocio de las energías limpias debido a que los costos del aprovechamiento de las fuentes de energía renovables, tales como la energía solar, la hidroeléctrica y la aeólica disminuyeron significativamente en los últimos diez años. Tan es así que estas alternativas prometen resultar más económicas que la electricidad convencional distribuida en red y muy atractivas para los gobiernos que frecuentemente subsidian investigaciones sobre estas formas de energías. ExxonMobil junto a otras grandes compañías energéticas mundiales como BP, Total y Royal Dutch Shell, llevan invertidos miles de millones de dólares en investigación y desarrollo de fuentes de energía limpias y sostenibles, particularmente desde el derrumbe de los precios del crudo de últimos tres años.
Pero no sólo se ven afectadas empresas petroleras, sino también otros gigantes económicos que dependen del clima para producir sus cereales, como Kellogg y General Mills que necesitan proteger sus cadenas de suministros provenientes de la agricultura, la cual será cada vez más vulnerable al calentamiento global. Diversas y numerosas empresas como Tesla (autos eléctricos), Morgan Stanley, Unilever, Intel, Apple, Adobe, Apple, Facebook, Gap Inc., Google, Hewlett Packard, Levi Strauss, Microsoft, Salesforce y otros, manifestaron su oposición a la retirada de EE.UU.
Pero entonces ¿a quiénes beneficia? Las principales beneficiarias son las compañías mineras del carbón, muchas de ellas ineficientes cuya producción se quema en térmicas bocamina para generar energía eléctrica y cuya viabilidad resulta difícil y azarosa debido a que los estrictos estándares establecidos por el gobierno de Obama.
Quizás, Trump logre algún beneficio inmediato, pero en el largo plazo, los intereses estratégicos de Estados Unidos se debilitarán como consecuencia de la pérdida de liderazgo global, lo que reduce su capacidad de participación en futuras discusiones sobre el clima en defensa de sus propios intereses ambientales y económicos y, consecuentemente, el abandono de un espacio internacional que China y Alemania están en condiciones de ocupar. La ausencia de compromiso de Estados Unidos con sus aliados europeos y su proteccionismo económico, puede convertirlo en una potencia impredecible en asuntos internacionales, contenida y disuadida por nuevas coaliciones de ex amigos. La esperanza de mantener el compromiso estadounidense con la causa global reside ahora en que los Estados, las ciudades y las empresas cumplirán el acuerdo, pese a la ausencia del gobierno federal.
Por su parte, China se mueve rápidamente en esos espacios vacíos que deja a su merced el gobierno de Trump y en un contexto creciente desconfianza entre los europeos hacia sus tradicionales aliados, EE.UU. y el Reino Unido. Recientemente, el presidente chino Xi Jinping, efectuó no solo una apasionada defensa del libre comercio y de la globalización en el Foro Económico Global de Davos, sino que también reafirmó su compromiso en impulsar un orden mundial basado en el respeto por las reglas de juego para contribuir a la estabilidad internacional.
El gobierno chino impulsa una política global destinada a reforzar sus alianzas en las diferentes áreas económicas con Europa, convirtiéndose en un importante socio estratégico. En suma, la decisión estadounidense no sólo refuerza el poder diplomático de los chinos, sino que también les favorece la conquista de objetivos económicos de largo plazo y de dominio de nuevas industrias particularmente la amplia gama de tecnologías de energías limpias para hacer frente a la contaminación y la creciente demanda energética mundial.
Según la Agencia Internacional de Energías Renovables, China invirtió sólo en el 2015, más de cien mil millones de dólares en energías renovables y combustibles, una cifra considerablemente muy superior a lo invertido por Estados Unidos (US$44.000 millones) y la Unión Europea (US$49.000 millones), lo que podría a la potencia asiática en el líder mundial de las industrias de las energías renovables.
La historia enseña que los cambios geopolíticos transcurren con lentitud, pero parece ahora que los tiempos de recambio se están acelerando.
imagen
Judialización de la Política
Nuevo enlace
Boletín de la CLACSO dedicado al tema de la judicialización de la poítica. ¡Recomendado!
imagen
La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) es la única argentina que figura en el ranking Times Higher Education
La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) es la única argentina que figura en el ranking Times Higher Education que registra 30 mil en todo el mundo, de las cuales 4000 son universidades y colleges estadounidenses. La cordobesa aparece entre los puestos 601 y 800; después de los primeros 25 que son individuales, se empiezan a agrupar las calificadas.
La primera, con 95,2, es el Instituto de Tecnología de California (Caltech), una de las principales instituciones mundiales dedicadas a la ciencia, la ingeniería y la investigación. Le siguen Oxford, con 94,2 y Stanford, con 93,9. Entre las primeras 25, 16 son estadounidenses.
El ranking se basa en la enseñanza, la investigación, y las menciones de estudios generados en la universidad (dependiendo de la publicación varía el peso), con cada categoría ponderada al 30 por ciento de la nota global. La trascendencia internacional y lo que recauda por la transferencia de sus conocimientos también se tienen en cuenta, pero con menor peso.
En el caso de la UNC los puntajes que aparecen son 16 en enseñanza; nueve en investigación; 28,1 en trascendencia internacional; 28,6 por ingresos por transferencias y 9,6 en menciones en publicaciones.
El rector de la UNC, Hugo Juri, admitió ante LA NACION que siempre hay polémica alrededor de los rankings y planteó que la clave es analizarlos teniendo en cuenta qué miden y para qué. En este caso, apunta a establecer a dónde hay personas altamente calificadas para el mundo laboral global.
"No evalúa la pertinencia de lo que se enseña respecto de las necesidades de su comunidad. Ese es un debate que, en especial en Latinoamérica, nos debemos. El Times toma variables arbitrarias pero no al azar, las eligen pensando en su objetivo", aclaró.
Señaló que en la calificación de la UNC pesó que la bióloga Sandra Díaz esté considerada una de las "mil mentes científicas más influyentes del mundo". Así la catalogó la Unidad de Intellectual Property & Science de Thomson Reuters en enero de este año y es la única de los argentinos premiados que se desempeña en el país.
"No es por un solo individuo que se obtienen los puntajes, pero impulsan -agregó Juri-. Estar entre el dos por ciento de las mejores universidades del mundo es bueno, pero siempre se puede mejorar. Es un desafío".
Con el tercer presupuesto de Córdoba -después del provincial y el de ciudad capital-, 120.000 estudiantes y 10.000 docentes, la universidad de Córdoba es la más antigua de la Argentina y una de las primeras de América. Nació en 1613 de la mano de los jesuitas.
Times Higher Education
enlace a la página oficial de la organización que efectuó el ranking de universidades.
imagen
Hermann Heller - Biografía
Hermann Heller (Teschen, Alemania, 1891 – Madrid, España, 1933) fue un jurista y politólogo alemán, miembro del ala no marxista del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) durante la República de Weimar. Intentó formular las bases teóricas para las relaciones entre socialdemocracia, Estado y nación. Se le considera como un gran jurista, teórico de la política y constitucionalista, representante descollante de la Teoría del Estado alemana.
Heller nació en Teschen, Silesia austriaca. En la Primera Guerra Mundial se ofreció voluntario para ir al ejército, y sirvió en un regimiento de artillería austrohúngaro, enfermando del corazón en el frente.
Fue profesor de Derecho del Estado (Staatsrecht) en Kiel (1920-1922), Leipzig (1922-1926) y Berlín (1926-1933).2 En 1928 Heller tuvo una breve relación con Elisabeth Langgässer. Su hija Cordelia nació en 1929.
En su corta vida participó en diversos debates y controversias políticas y jurídicas, principalmente con Hans Kelsen, Carl Schmitt y Max Adler. En resumen, las teorías políticas de Heller son una reinterpretación de la teoría social hegeliana, defendiendo la integración de la clase obrera en las estructuras sociales, culturales y políticas del Estado-nación. En el ámbito del debate metodológico que tuvo lugar en el Derecho político alemán durante la República de Weimar, se enfrentó especialmente al normativismo de Hans Kelsen, aunque sus posiciones distaban de las mantenidas por otros antipositivistas como Rudolf Smend y Carl Schmitt.
En 1933, ante la llegada del nazismo al poder, el socialdemócrata Hermann Heller, de origen judío, se vio obligado a exilarse en España, falleciendo en Madrid en ese mismo año. Dejó inconclusa su obra magna, Staatslehre, publicada en 1934. Esta obra se encuentra publicada en español con el título Teoría del Estado (edición y prólogo de Gerhart Niemeyer, Fondo de Cultura Económica, México-1955, traducción de Luis Tobio). Otras de sus obras son: La soberanía; contribución a la teoría del derecho estatal y del derecho internacional; El sentido de la política y otros ensayos; Las ideas políticas contemporáneas; Concepto, desarrollo y función de la Ciencia política; Escritos políticos; Europa y el fascismo.
Tras la II Guerra Mundial, las ideas de Hermann Heller fueron recuperadas en el Derecho del Estado (Staatsrecht) alemán de manera lenta y progresiva; su relieve deriva de su asunción parcial por parte de ciertos discípulos de Rudolf Smend (Konrad Hesse, Peter Häberle...), que en Heller encontraron un modo de renovar la teoría de la integración de su maestro, de impronta idealista, enraizándola en el pluralismo social. En la teoría del Estado española e iberoamericana, sin embargo, la recepción de Hermann Heller ha sido muy destacada, como se pone de manifiesto en las numerosísimas reimpresiones de su Teoría del Estado.

Obra publicada en español

• 1955 - Teoría del Estado, -inconclusa- (ed. y pról. de Gerhart Niemeyer; trad. Luis Tobio), Fondo de Cultura Económica, México
• 1965 - La soberanía: contribución a la teoría del derecho estatal y del derecho, Mario de la Cueva, UNAM, México
• 1996 - El sentido de la política y otros ensayos, Editorial Pre-Textos.
• 1985 - Escritos políticos, Alianza Editorial,
• 2002 - La justificación del Estado, UNAM, México, Colección lecturas jurídicas, Serie Estudios jurídicos, nº 6
• 2004 - Las ideas políticas contemporáneas, Editorial Comares,
• 2004 - Teoría del Estado, Editorial Comares,
• 2006 - Europa y el fascismo, Editorial Comares,

imagen
Prof. Dr.
Edgar Gustavo Fernández Suárez
Esta es mi página personal. Está destinada a servir de medio de comunicación e información con mis colegas y alumnos, con relación a los temas de interés comùn en las áreas de las ciencias sociales en las que trabajo.

imagen
imagen
imagen
fsuarezdocencia@gmail.com
Para consultas generales de los estudiantes y sugerencias.
imagen
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA
FACULTAD DE DERECHO
DERECHO POLÍTICO
CÁTEDRA “B”


1° SEMINARIO de DERECHO POLÍTICO. CICLO 2017

“Corrientes ideológicas y partidos políticos en Argentina:
contextos histórico, jurídico y tecnológico”


Director Académico: Dr. Edgar Gustavo Fernández Suárez
Coordinador Académico: Lic. Miguel del Pino Díaz
Coordinadora de Organización: Verónica Elizabeth Asmari
Expositores: Dr. Edgar Gustavo Fernández Suárez, Dr. Miguel A. Duarte, Ab. Rodrigo López Tais, Ab. Sebastián Serale, Mgter. Adriana Vercellone, Lic. Guillermo Sánchez, Lic. Miguel del Pino Díaz.
Inscripciones y certificados: Centro de Estudiantes de Derecho
Lugar: Anfiteatro Roca y Salón de “22 de agosto”, Facultad de Derecho – U.N.C.
Fecha y horarios: 16, 21 y 23 de junio; de 16 a 20 horas.


PROGRAMA

1° parte:
“Partidos Políticos: constitución jurídica de los Partidos Políticos Nacionales,
Provinciales y Municipales”

Día 16 de junio - Anfiteatro Roca, 16 - 19,15 hrs.
Lic. Miguel Del Pino Díaz: “Régimen legal de los partidos políticos en la provincia de Córdoba”.
Dr. Edgar G. Fernández Suárez: “El sufragio y los sistemas electorales. Naturaleza y clasificación”
Ab. Rodrigo López Tais: “Los sistemas electorales: definiciones, variables, características. Primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO)”.
Mgter. Adriana Vercellone: “El sufragio: su naturaleza jurídica e instrumento para la consulta y la decisión política” (21 de junio).

2° parte:
“Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la vida política”

Día 21 de junio - “Salón 22 de Agosto”, 16 - 20 hrs.

Dr. Edgar Gustavo Fernández Suárez: “Las TIC en la política democrática: el desarrollo de los instrumentos de gobierno digital local” (17 hrs.).
Dr. Miguel A. Duarte: “Claves para la militancia off y on line: un análisis crítico de la relación dirigentes, comunicación política y partidos políticos” (18 hrs).

3° parte:
“Partidos y las principales corrientes ideológicas en Argentina”

Día 23 de junio de 2017 - Anfiteatro Roca, 16 - 20 hrs.
Dr. Edgar Gustavo Fernández Suárez: “Tendencias ideológicas y conflictos políticos en la Argentina naciente”.
Lic. Guillermo Sánchez: “La generación del ochenta y el pensamiento conservador”.
Ab. Sebastián Serale: “La izquierda nacional: surgimiento, movimientos y bifurcaciones”.
Ab. Rodrigo López Tais: “Las bases ideológicas del radicalismo y el peronismo”.


Inscripciones y certificados: Centro de Estudiantes de Derecho
Lugar: Anfiteatro Roca y Salón “22 de Agosto”, Facultad de Derecho.
Fechas y horarios: viernes 16 y 23 de junio; y miércoles 21 de junio, de 16 a 20 horas.

imagen
Cuadernos de Federalismo
Se encuentran cargados en la Sección Publicaciones de la página oficial de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba, los Cuadernos de Federalismo XXV (2012) y XXVI (2013) en su versión digital. Allí se podrán consultar mis artículos.
imagen
Sólo existe una cosa más bella,
que el sonido de una guitarra...
el de dos guitarras"

Frederic Chopin
imagen
"Mientras que muchos consideran la música y tocar la guitarra una "competencia" o desafiar lo rápido y fuerte que se puede tocar, yo tiendo a mirar hacia adentro, en busca de los sentimientos, expresiones y estados de ánimo que se pueden crear con la música. Con esto en mente, la guitarra clásica es la herramienta y el instrumento perfecto".

Per Olov Kindgren,
guitarrista clásico sueco
imagen
Mis Videos
Identidad Nacional de los países Latinoamericanos I (video)
Primera parte de la entrevista que me efectuaran como parte del Documental realizado por los alumnos Leonel Bodart, Jorge Burgo y Nicolás Márquezde 4º año del IPEM 169 "Rafael M. Escuti". Asignatura: Formación Ética y Humanidades. Prof. a cargo: Alejandra Kasslatter.
Identidad Nacional de los países Latinoamericanos II (video II)
Segunda parte de la entrevista.
Presentación del libro "La apasionante vida de Milagros Ortiz"
Presentación (video)
Mis palabras de presentación de la novela histórica de Alejandra Kasslatter en la Biblioteca Córdoba el pasado 17 de noviembre.
imagen
Un ejémplo de catedrático, investigador y músico:
Dr. Alejandro Arroyo Ríos
Científico y artista
Nacionalidad chilena. Prof. de Educación Musical, Esc. de Música, Univ. Austral. Magíster en Cs. de la Comunicación, Univ. de la Frontera, Chile. Doctor en Neurociencias, UNIFESP Esc. Paulista de Medicina. Univ. Federal de São Paulo, Brasil. Perfecciona sus estudios de guitarra con el Maestro Enzo La Mura Bruno y se traslada becado a Tarragona - España.
Prof. del Dpto. de Especialidades Médicas e investigador del Laboratorio de Neurociencias de la Univ. de la Frontera - Chile.
Estudioso de los sistemas neuronales que subyacen a la memoria, el lenguaje, las emociones y el procesamiento cerebral de la música. Creador del método “Test de Procesamiento Auditivo con Estímulos Musicales”. En su libro “Las relaciones interhemisféricas cerebrales en la comunicación humana”, escribe acerca de los efectos del estímulo musical en nuestro cerebro.Concertista y compositor en guitarra clásica. Conocido por su contribución a la implantación de la guitarra chilena como instrumento de concierto. Su obra “Ülkantum Mapuchinas: Paisaje sonoro en 10 cuerdas”, composición basada en cantos mapuche, es partitura obligatoria en el «X Concurso Internacional de Guitarra Clásica Heitor Villa-Lobos» de Niza, Francia 2013.

imagen
Imagen
Portada y contratapa del nuevo libro editado por mi sello Editorial "Ediciones Esmeralda" (septiembre, 2015). Quienes deseen adquirirlo, pueden comunicarse a la dirección de correo esmeraldaediciones@yahoo.com.ar o comprarlo en las Librerías Advocatus y El Pretor, ambas en calle Obispo Trejo y Caseros de la ciudad de Córdoba.

Esta obra fue oficialmente presentada en la Universidad Nacional de La Rioja el 5 de octubre en Microcine de la UNLaR; y en la Legislatura de la Provincia de Córdoba, Salón Senador Dr. Regino Maders, el 15 de octubre.
imagen
Una sociedad de espaldas de la ley
Un notable estudio interdisciplinario revela la falta de apego a las normas y a la Constitución en nuestro país, causa principal de nuestra decadencia
El cumplimiento -más bien deberíamos decir el incumplimiento- de las leyes en nuestro país es una vieja y preocupante práctica, que delata nuestro grado de subdesarrollo. Se trata del estancamiento e, incluso, del retroceso que registramos en materia social, jurídica, política y cultural.
Un relevante estudio sobre ese comportamiento acaba de ser compilado en el libro titulado Argentina: una sociedad anómica, un trabajo interdisciplinario encarado a partir de una encuesta de 2014 con el fin de arribar a un diagnóstico y presentar propuestas sobre nuestra calidad institucional. Es, a su vez, la continuidad de un estudio de 2004, lo cual permitió establecer comparaciones. Si bien en 2015 se produjo un cambio de gobierno, el impacto que ello pueda representar será parte de la continuidad de este estudio que representa un esfuerzo de trascendental importancia.
Trabajaron en él el doctor en derecho y ciencias sociales, ex legislador y ex convencional reformador de la Constitución Nacional Antonio María Hernández y el director regional desde 1997 para América latina y el Caribe de IDEA internacional y doctor en derecho internacional, Daniel Zovatto. La encuesta estuvo a cargo de Eduardo Fidanza, director de la consultora Poliarquía. La obra cuenta, además, con otras opiniones destacadas como las del historiador Luis Alberto Romero, la doctora en sociología Liliana De Riz y el presidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Via.
Un punto central de esta segunda encuesta deriva de haber consultado a las personas qué es lo que hace falta para fortalecer la democracia en nuestro país. El 45% dijo que se necesita que se apliquen y respeten las leyes; el 27%, que el gobierno sea honesto; 17%, que los ciudadanos exijan rendiciones de cuentas públicas, y 9%, que el Presidente y el Congreso mantengan una buena relación. Esos resultados de 2014 difieren en forma preocupante respecto de la década anterior. Si bien subió cinco puntos el porcentaje de quienes demandaron que se respeten y apliquen las leyes (del 40 al 45%), menos personas reclamaron un gobierno honesto (disminuyó del 33 al 27%) y que rinda cuentas (bajó del 22 al 17%).
Para celebrar, en tanto, ha sido la respuesta a la pregunta respecto de cuánto se acuerda con la frase "la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno". Alrededor del 75% de los encuestados dijo estar de acuerdo, un porcentaje que se mantiene tan alto como en la medición de 2004.
En tanto, cuando se requirió sobre qué grado de confianza se tenía en las principales instituciones del país, las respuestas fueron elocuentes. En primer lugar, aparecieron las universidades públicas, seguidas por los maestros, la Iglesia, los medios de comunicación, las ONG, el Presidente, el defensor del Pueblo, los industriales, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Congreso, los sindicatos, la policía y, en último puesto, los partidos políticos.
Sorprendente resultó la franja de quienes consideran que el nivel de respuesta del Poder Judicial es regular, malo o muy malo (71%), mientras que sólo el 28% lo calificó como bueno o muy bueno. Un tercio de los encuestados opinó que no vale la pena acudir a la Justicia por diversas razones: no da soluciones (46%) y los procesos son lentos (25%). Sólo el 13% cree que actúa y juzga a las personas sin importar su dinero y un escaso 18% entiende que, si se cometió un delito, cualquiera puede ir preso independientemente de quien sea.
Resulta alarmante el grado de percepción de que en nuestro país no se respetan las leyes y la Constitución. Mientras sólo un 18% estimó que se respetan, el 80% afirmó que se vive la mayor parte del tiempo fuera de la ley.
Cuando se preguntó quién se creía que violaba más las leyes, la lista, de mayor a menor, se compuso de esta forma: políticos, policías, funcionarios, la gente en general, los jueces y los abogados.
¿Por qué se lo tituló como Argentina, una sociedad "anómica"? Porque refiere a la falta de observancia de las normas jurídicas, morales y sociales, tal como expresó Carlos Nino, en su obra Un país al margen de la ley. Nino fue un excelso jurista y filósofo de enorme reconocimiento nacional e internacional, que demostró con claridad que la pronunciada tendencia a la ilegalidad de nuestro país es una de las causas de nuestro subdesarrollo.
Sólo para citar uno de los ejemplos más concretos y lamentables de nuestro pasado reciente, basta con decir que, de la Constitución reformada en 1994, fueron muy pocas las leyes reglamentarias que el Congreso sancionó a pesar de que las reclama la propia Ley Fundamental: se sancionó sólo el 30% y, en algunos casos, sostiene Hernández, de manera inconstitucional, como en relación al Consejo de la Magistratura, a los DNU y a la autonomía restringida de la ciudad de Buenos Aires.
El estudio, lejos de quedarse solamente en la presentación y análisis del problema, establece una serie de propuestas, entre las que se destacan terminar con el hiperpresidencialismo, reafirmar el rol de la Corte como garante del federalismo, sancionar el convenio de coparticipación, impulsar y profundizar la educación cívica y democrática en todos los niveles de la educación, fomentar la capacitación de la dirigencia política, fortalecer la independencia del Poder Judicial terminando con la impunidad imperante, en particular en los delitos de corrupción, y avanzar en la reforma política y electoral buscando un buen funcionamiento del sistema de partidos políticos.
¿Cuáles son los riesgos de seguir en el estado de anomia? Rosendo Fraga lo resume en el siguiente análisis: "En la medida en que la democracia no vaya acompañada de la confianza en las instituciones y que se mantenga la incapacidad para resolver cuestiones básicas como la seguridad pública y la desigualdad pueden aumentar los liderazgos fuertes que disminuyen el grado de vida democrática, como ocurre hoy en Venezuela".
Se sabe sobradamente, además, que la seguridad jurídica de un país es estímulo y reaseguro para la llegada de capitales y que, si no hay consensos en avanzar hacia una mayor institucionalidad, vanos serán otros esfuerzos.
Abogamos porque, en la próxima medición que se haga sobre este tema, se registren avances significativos. Eso dará cuenta de nuestro grado de compromiso, de responsabilidad y, como se dijo, de desarrollo. Depende de todos nosotros lograrlo.
imagen
Acerca del Imperialismo británico
El historiador inglés Stuart Laycok, en su nuevo libro “All the countries we’ve ever invaded: and the few we never got round to“, ha analizado la historia militar de Inglaterra y Gran Bretaña para llegar a una conclución: de los actuales 200 países que hay en el mundo, sólo hay 22 que nunca hayan sido invadidos por tropas británicas, bucaneros o piratas enviados o comisionados por ellos o comandos enviados desde Gran Bretaña.
Entre esos países, los hay que son muy pequeños, los que no tienen acceso al mar (el Imperio Británico estaba construido sobre su hegemonía marítima) o los que, simplemente, eran muy remotos.
Una conclusión divertida es que, por ejemplo, tener como jefe de Estado a un obispo protege de invasiones británicas: es el caso del Estado Vaticano, nunca invadido por británicos, o de la montañosa Andorra. El primero está gobernado por el Papa, obispo de Roma, y el segundo tiene como Jefe de Estado al obispo de la Seu d’Urgell, co-príncipe junto con el Presidente francés.
Probablemente, también les ha ayudado el carecer de salida al mar, que es el caso de Bolivia y Paraguay, los dos únicos países sudamericanos que nunca fueron atacados por los británicos, y también los únicos sin costa.
También Kirguizistán, Uzbekistán, Tayikistán, Mongolia, Bielorrusia, Chad, Mali y República Centroafricana se han beneficiado (en cuanto a su escasa vulnerabilidad a invasiones inglesas) de su carencia de costa
Liechtenstein, San Marino, Mónaco y Luxemburgo se ahorraron ser invadidos, probablemente, por diminutos e irrelevantes.
Da la sensación de que los ingleses no invadieron las Islas Marshall y Guatemala por despiste o porque, simplemente, no les ha dado tiempo todavía.
Costa de Marfil, Sao Tomé y Príncipe, Burundi y República del Congo no fueron invadidas, al parecer, porque el Imperio Británico ya tenía consolidada su primacía en África. Además, las colonias portuguesas se beneficiaban de la alianza habitual de Portugal con Inglaterra.
Y Suecia es el único país europeo de importancia que se evitó un desembarco inglés, pese a haber tenido un pasado militarista y expansionista en los siglo XVI, XVII y XVIII. Y nadie duda de que los vikingos suecos invadieron Inglaterra todas las veces que quisieron.
El estudio incluye todas las presencias militares británicas, aunque fuesen transitorias, a través de la fuerza, la negociación, la amenaza de la fuerza o el pago. Incluye también a piratas, bucaneros y filibusteros que contasen con patente de corso y permisos británicos para operar, que operaron una y otra vez en las costas de la América hispana.
Entre las invasiones, está la de Islandia en 1940: los islandeses querían ser neutrales en la Segunda Guerra Mundial pero los ingleses desembarcaron allí con 745 marines, bajo enérgica protesta del gobierno islandés pero sin resistencia violenta.
Los ingleses invadieron Vietnam muchas veces. La última vez fue en 1945-1946… pero nadie lo recuerda porque queda eclipsada esta guerra por la norteamericana de los años 70.
El historiador, que está más bien especializado en historia del Imperio Romano, empezó su investigación cuando su hijo le preguntó cuántos países habían invadido los ingleses.
“Creo que ningún país puede competir con este record, aunque los americanos en el siglo XX trabajaron duro para acercarse”, afirma Laycock. Una excepción, quizá, sería Francia, admite.
Por otra parte, la lista podría ampliarse. El historiador sospecha que sí hubo una expedición militar inglesa en Mongolia durante la guerra civil rusa, en la alianza de los “blancos” contra los “rojos”, pero como no encontró pruebas, decidió colocar a Mongolia como “nunca invadida”. Los mongoles, por su parte, tuvieron también su época de invasores insaciables en la Edad Media.
La invasión británica más antigua que recoge el libro es la de Clodius Albinus y sus legiones británicas en el siglo II contra la Galia, en una guerra civil por el trono imperial: fueron derrotados en 197 d.C. en Lyon.

(Forum libertas)
imagen